Edificio de Alestra

Alestra Blog

Evitar fraudes al comprar en línea

Posted by Staff Alestra on 7/07/20 15:11

La popularidad de las páginas de compra en línea ha ido incrementando desde el inicio de este milenio y la tecnología ha ido mejorando cada año, ahora vemos más garantías de satisfacción, devoluciones, formas de pago seguras y entregas que confirman la efectividad y confiabilidad de las compras.

Mujer compra en línea con su tarjeta de crédito

Realizar una compra en línea es sencillo y al mismo tiempo hay una percepción de riesgo, pues esta actividad se ha convertido en el objetivo principal de los estafadores en la red. ¿Hay maneras prácticas de identificar un fraude en línea? La buena noticia es que sí. Te mostramos cómo puedes protegerte para realizar tus compras o empezar tu negocio en línea sin ningún temor.

Signos de fraude

Durante los primeros años del milenio, los fraudes en línea se volvieron relativamente fáciles de detectar. Convirtiéndose en motivo de burla, popularizando el estereotipo de que solo niños o personas de la tercera edad caían en ellos. Desafortunadamente eso quedó atrás pues subestimar el ingenio detrás de estos engaños puede hacer que hasta los usuarios más experimentados los sufran.

Te recomendamos: La legislación del comercio electrónico en México

A continuación, listamos algunas recomendaciones para evitar ser víctima de estos fraudes junto a los aspectos que se deben tomar en cuenta para identificar si el correo, la página de internet o el portal de compra son fraudulentos:

  1. Buscan inspirar confianza: los estafadores se hacen pasar por funcionarios de gobierno, familiares, instituciones de caridad y hasta compañías con las que el usuario ha tenido relaciones comerciales anteriormente, a veces copiando a la perfección la identidad gráfica que las empresas usan para sus correos o páginas web. Debemos evitar por completo enviar dinero o información personal en respuesta a una petición inesperada, suspender de inmediato la comunicación y, si hay dudas de su legitimidad, contactar a la empresa correspondiente por sus canales oficiales.
  2. Búsquedas rápidas de internet: usar nuestro buscador favorito para encontrar más información con respecto a una compañía o servicio que no nos es familiar, introducimos su nombre con palabras como “fraude”, “queja”, “estafa” para identificar posibles problemas a partir de las experiencias de otros usuarios.
  3. No pagar por adelantado: Servicios que hacen uso de tarjetas de crédito o que tienen seguros de garantía ofrecen protecciones importantes en sus transacciones, dando mayor tranquilidad al consumidor. Ningún servicio serio exige pagos con métodos poco seguros o sin rastreo (como tarjetas recargables o de regalo) y cualquiera que lo haga probablemente es un estafador. Así mismo, si hacemos uso de páginas o grupos de compraventa con trato directo, asegurarnos que los pagos sean contra entrega, es decir, una vez que nos presenten la mercancía, se otorga el pago.
  4. Atentos a los errores: ya sea en la ortografía del URL con letras diferentes en los nombres de una página, mala calidad en los logos o imágenes, versiones antiguas de una página conocida etc. A la mínima sospecha de que un correo o página sea diferente, debemos evitar contestar o ingresar cualquier información.
  5. Comunicación totalmente en línea: Si hacemos una compra vía internet, toda comunicación debe mantenerse en línea. Llamadas por teléfono o mensajes de texto que nos pidan datos de una compra, son fraudulentos, y en caso de duda podemos introducir los números de teléfono a nuestro buscador favorito para identificar si han sido asociados con fraudes anteriormente.

Repartidor entrega paquete protegiéndose de la COVID-19

Maneras de protegerse

Además de saber identificar los fraudes, es crucial que tomemos precauciones adicionales de ciberseguridad, realizando nuestras transacciones en un equipo y una red seguros. Usar nuestra computadora personal y una red Wifi privada y segura, evita el posible acceso de terceros que pueden buscar acumular sin consentimiento nuestra información haciendo uso de redes públicas. El uso de tarjetas digitales (wallets), la autentificación de dos pasos y otras medidas de seguridad que ofrecen las mismas plataformas de compraventa y mensajería, también son de gran ayuda para reducir las vulnerabilidades que los estafadores usan para acceder a nuestra información.

Un antivirus actualizado también es de suma importancia. De nada nos sirve tener una versión antigua o pirateada, aunque sea del mejor software, pues nuestras medidas de seguridad deben mantenerse siempre a la par en innovación con las posibles amenazas.

El servicio que mejor protege a cualquier usuario o compañía que necesite hacer compraventas regulares, evitando por completo los sitios sospechosos o vulnerabilidad ante los fraudes, es el Internet Seguro y Optimizado de Alestra. Un enlace de internet blindado contra posibles ataques externos, que previene el acceso a datos confidenciales por parte de externos, garantiza una navegación segura, sólo en páginas y servicios permitidos para múltiples perfiles de usuarios e incluye monitoreo proactivo continuo y reportes semestrales que permitan identificar posibles amenazas o malos usos.

Nuestro Internet Seguro y Optimizado incluye actualizaciones continuas, además de atención a fallas y respaldado, que proveen la seguridad más innovadora que cuida tu dinero y tu información a cada instante. Por lo útil que es en la nueva realidad, puesto que permite cumplir con el distanciamiento social, debemos quitarnos el miedo a la compraventa en línea, empleando innovaciones de primera línea que respondan a las nuevas necesidades de las empresas y los usuarios.

Topics: Internet, ecommerce, fuga de informacion, Alestra, fraude, phishing, internet seguro y optimizado

Subscribe to Email Updates

Recent Posts

Posts by Topic

see all